Our Blog

Traveler Blogs

Social Projetcs

  • Español
  • English
Chullos Peruanos

Chullos Peruanos

Frecuencia

Todo el año

Tipo de Servicio

Tour privado

Disponibilidad

Todos los días

Dificultad

Fácil

CHULLOS PERUANOS

Chullos Peruanos

Los «chullos» peruanos, también conocidos como «chullos andinos». Estos gorros son emblemáticos de las regiones montañosas de Perú y de otras áreas andinas en América del Sur.

Los chullos peruanos se caracterizan por sus diseños únicos y llamativos, que a menudo incorporan patrones geométricos, símbolos culturales y colores vibrantes. Están tejidos a mano con lana de alpaca, oveja u otras fibras naturales, lo que los hace cálidos y adecuados para el clima frío de las alturas andinas.

Una de las características más distintivas de los chullos es la presencia de «orejeras» o solapas que caen a los lados del gorro. Algunos chullos también cuentan con una cuerda trenzada o pompones en la parte superior, lo que agrega un toque de estilo y tradición.

Los chullos no solo cumplen una función práctica al mantener caliente a quien los lleva puesto, sino que también son un símbolo cultural importante que refleja la identidad y herencia andina. A menudo, se usan en celebraciones, festividades y eventos tradicionales, y son una muestra de la rica artesanía y la conexión con la naturaleza que caracteriza a las comunidades andinas.

Origen

A pesar de que en la actualidad se aprecia y valora el chullo peruano como una manifestación artística genuina del país, el historiador Luis Repetto indica que ha habido un fuerte prejuicio en su contra debido a su origen andino. No obstante, Repetto también aclara que, aunque se concibió la prenda en las montañas, su origen tiene raíces en la tradición española.

«Podríamos entonces afirmar que posee un origen mestizo y que la contribución principal de Perú fueron las orejeras. Además, en nuestra historia preínca existen otras prendas para la cabeza, como el gorro huari de cuatro puntas», agrega.

Chullos Edad Medieval

Sin embargo, hay quienes argumentan que el chullo es una suerte de prenda sincrética, resultado de la adaptación de la crespina medieval importada durante el virreinato del Perú, como parte de la imposición de atuendos europeos a los nativos andinos tras la rebelión de Túpac Amaru II. en 1780.

Aunque algunos antropólogos e historiadores afirman que el chullo es un producto mestizo derivado de la mezcla de diversas influencias, como el gorro de cuatro puntas de La Huari, el birrete español y la crespina medieval (traído por los españoles), otros rechazan esta versión y sostienen que su origen es netamente prehispánico, como afirma el antropólogo Leonidas Casas Ballón.

Mucho antes de la llegada de los españoles a nuestro territorio, el uso de toques para la cabeza tenía un significado sumamente especial en el lenguaje visual del mundo andino. Estas prendas servían para identificar el rango, la clase social e incluso la etnia a la que pertenecían quienes las portaban.

El chullo es la culminación de un extenso proceso de saberes y técnicas tradicionales. Desde tiempos prehispánicos, el tocado colocado sobre la cabeza formó parte del lenguaje visual del mundo andino. Estos elementos comunicaban de inmediato la identidad y etnicidad de quien los llevaba, además de resguardar la parte del cuerpo más cercana a las deidades.

Dada la extrema variedad climática de los Andes, proteger la cabeza resultaba esencial. Los primeros peruanos utilizaron diversos materiales, como pieles de animales pequeños, hojas e incluso pastos. Con el inicio de las rutas comerciales, se pudo obtener la fina fibra andina.

Elaboracion

En la elaboración de los toques, se emplearon diferentes materiales, como madera, plumas y metales, aplicando técnicas variadas. Rosie Barnes, quien exhibió parte de su colección de chullos en la exposición «El chullo: emblema del Perú», inaugurada en el Museo de Artes y Tradiciones Populares del Instituto Riva-Agüero PUCP en septiembre de 2016, afirma que los españoles introdujeron tres nuevas técnicas: el crochet, el encaje real y el palito o agujas con los que se comenzó a tejer los chullos. Los primeros rastros de la técnica de tejer a palitos en Perú se encontraron alrededor de 1578 en el pueblo colonial de Magdalena de Cao Viejo, cerca de Trujillo.

Posteriormente, se produjeron cambios culturales drásticos impuestos por los españoles, que se reflejaron en las expresiones culturales de la clase popular, incluido el uso de adornos en su vestimenta.

Aunque resulta difícil determinar cuándo se empezaron a tejer los chullos en Perú, Rosie Barnes sostiene que probablemente no fue mucho después de la introducción de las medias en los nuevos territorios, ya que ambos son tejidos en forma de tubo que se alargan.

El chullo, entonces, podría considerarse una prenda mestiza que se originó durante la colonia, a la que se añadieron orejeras y diseños coloridos andinos.Un proceso similar ocurrió con la creación del charango o el cajón peruano, que ahora forman parte de nuestro patrimonio nacional.

El chullo es una prenda que se teje en distintas formas y tamaños, con diseños que reflejan el imaginario de sus creadores y simbolizan su identidad.

CHULLOS DE PERU

Historia

El cálido y colorido chullo, con sus clásicas orejeras de lana, que ahora desfila en las principales pasarelas mundiales, ha trascendido su papel como simple prenda para combatir el frío. Ha evolucionado para convertirse en un símbolo representativo de nuestra Patria y de los Andes.

El chullo (término en aimara y quechua: ch’ullu) es un gorro tejido con orejeras, confeccionado con lana de alpaca u otros tipos de lana en combinación con fibras sintéticas. Surgió en el altiplano andino del Perú y se emplea para resguardarse del intenso frío de la puna. Su presencia también se extiende a Chile, Bolivia, Argentina y Ecuador. En el Perú, se caracteriza por su variedad de colores, sus orejeras puntiagudas y los adornos colgantes hechos de lana de diversos tonos. A lo largo del tiempo, el chullo ha adquirido un lugar en la moda, tanto en Perú como en el extranjero, y ya no es raro ver a jóvenes y turistas lucirlo en sus cabezas.

Cada región del Perú presenta una diversidad no solo en colores, sino también en usos, que van desde lo cotidiano hasta la identificación de rangos sociales o estados civiles. El chullo es un reflejo de la rica diversidad cultural del país.

Chullos en la Pasarela Dior

El chullo ha trascendido fronteras y ha llegado a ser reconocido a nivel internacional gracias al diseñador gibraltareño John Galliano, quien lo presentó en prestigiosas pasarelas en marzo de 2002. Posteriormente, en 2005, lo incluyó en su colección otoño-invierno 2006 para la casa Dior. . Aunque figuras como el cantante francés Manu Chao y el vocalista de Jamiroquai ya habían lucido el chullo antes de Galliano, su uso era limitado en el Perú, siendo mayormente solicitado por turistas extranjeros.

Ana Flores, comerciante que lleva más de 25 años vendiendo chullos traídos de Huancayo, reconoce la mejora en el negocio. Proveniente de una familia de artesanos, aprendió desde niña los secretos del tejido tradicional. A lo largo del tiempo, logró establecer la empresa Sidrik’s y exportar sus productos, entre ellos los chullos, que son apreciados por su uso de fibras naturales y su capacidad para abrir las orejas.

Titi Giulfo, diseñadora comprometida en modernizar el chullo durante más de seis años, lo ve como una prenda con personalidad que puede ser usada por jóvenes. Sus creaciones presentan colores y fibras naturales, con penachos, pompones, borlas, trenzas en la parte superior y wichis colgantes de las orejeras, todo elaborado a mano.

En resumen, el chullo ha evolucionado desde ser una prenda funcional contra el frío hasta convertirse en un emblema de la identidad peruana y una expresión de la riqueza cultural de los Andes. Su presencia en la moda internacional ha elevado su estatus, aunque en su país de origen también ha ganado gradualmente la atención que merece.

¿Donde Confeccionan Chullos?

el chullo se confecciona en todas las regiones del país debido al gran auge comercial que ha promovido su uso, lo que trae como grata consecuencia la existencia de casi mil estilos de chullos diferentes, pese a ello los conocedores del arte saben que las mejores confecciones del chullo peruano se elaboran en las provincias que lo confeccionan desde hace cientos de años.

Estas son las zonas más altas de los andes; es decir las punas de Huancavelica, Ayacucho, Puno y Cusco. De estas cuatro es más probable que Puno sea el origen histórico de esta prenda, aunque actualmente Cusco es la región que ofrece la mayor variedad y oferta, tanto en diseños como en materiales, especialmente en lana de alpaca y tintes naturales, que son los más cotizados en el exterior. Las localicades cusqueñas de Quispicanchi, Lauramarca, Pisac, Tinta, Calcas, Sicuani, Ocongate y Ausangate destacan por la calidad y variedad de sus chullos, que van desde los más sencillos, confeccionados según una técnica prehispánica llamada ‘circular’, hasta los más ornamentados, típicamente con botones, mostacillas y cintas de lana.

Cusco es la región que ofrece la mayor variedad y oferta de chullos, tanto en diseños
como en materiales, especialmente en lana de alpaca y tintes naturales. (Fuente)

CHULLOS DE PUNO

Iconografia

«La iconografía de los chullos puede parecer simple, pero refleja la procedencia, anhelos y deseos de su creador. Los pallays (complejos diseños) son miniaturas de su mundo y una manera de relacionarse con sus creencias. A través de ellos, los tejedores se diferencian unos de otros, demostrando su destreza y sus habilidades al interior de su comunidad. Por ejm, el chullo de Ocongate se elaboraba originalmente para conseguir una esposa, comunicando a las mujeres la experiencia y riqueza del hombre que la tejió» explica Rosie Barnes.
Es importante la puesta en valor para conservar esta importante tradición que constituye parte de la identidad cultural del mundo andino y para que sirva como fuente de inspiración e investigación para las futuras generaciones.

Datos:

Algo que llama siempre la atención en los chullos, es el tejido y los símbolos o figuras que allí se muestran, lo cual permite conocer el origen del pueblo que lo confeccionó, ya sean, letras, colores suaves y fuertes, símbolos, dibujos de auquénidos, plantas, y algunos indican el estado civil de quién lo usa.
Los chullos que se venden en los lugares turísticos están hechos a mano por los artesanos de la zona. Los turistas son los que mayor acogen a esta prenda, luciéndola siempre con mucho entusiasmo.
Chullos peruanos pueden abrigar al mundo. Perú exporta chullos de diferentes materiales a un total de 22 países, de los cuales México, Francia y Estados Unidos se posicionan en el primer lugar de los destinos. Otros paises que demandan esta prenda muy usada en lugares con climas fríos son Colombia, Costa Rica, Chile, Canadá, Italia, Alemania, Japón, Dinamarca, Guayana Francesa, Países Bajos, Israel y Uruguay, entre otros.

NUESTROS COMENTARIOS

Chullos Peruanos
Chullos Peruanos
Chullos Peruanos
Chullos Peruanos
Blog Relacionados

Blog Relacionados

Aquí puedes encontrar blogs de interes