Our Blog

Traveler Blogs

Social Projetcs

  • Español
  • English
Calles principales del Cusco

Calles principales del Cusco

Frecuencia

Todo el año

Tipo de Servicio

Tour privado

Disponibilidad

Todos los días

Dificultad

Fácil

Calles principales del Cusco

La ciudad Imperial del Cusco es considerada una de las ciudades más bellas e interesantes por la historia que viene desde la época del incanato, colonial y republicano que nos dejaron maravillas llenas de mucha historia, como sus calles, los peculiares nombres de las calles del Cusco tienen mucha historia detrás, que ahora los vamos a descubrir.

Calle Hatun Rumiyoc

En el camino de la calle Hatun Rumiyoc se edificó hace cientos de años el Palacio de Inca Roca, sobre cuyos cimientos se levantó el actual Palacio Arzobispal, actualmente es una ruina arqueológica en la que se superponen la original construcción de los períodos incaico, colonial y republicano.

En mitad de esa calle estrecha están ubicadas las ruinas del palacio del Inca rocca y en la pared derecha esta la famosa «Piedra de los doce ángulos» como alusión a los 12 meses del año.

Calle Loreto

Se desconoce la fecha de apertura de la calle pero se tiene conocimiento de que la misma existía durante el imperio inca al ser la vía que dividía el Amarucancha, palacio del inca Huayna Cápac, del palacio del Acllawasi.

La calle sirve de ejemplo de la forma cómo se disponía el urbanismo inca mediante grandes canchas limitadas por muros de piedra.

La calle tomó el nombre de Loreto por ser lindero a la capilla de Nuestra Señora de Loreto ubicada al costado de la Iglesia de la Compañía en la Plaza de Armas del Cusco.

Calle Resbalosa

La calle Resbalosa es una de las calles que une con la plaza San Cristóbal, y su nombre tiene una denominación peculiar; se llama Resbalosa porque las personas que suelen bajar por esta calle empinada suelen caerse y si quieres subir por esta también es difícil incluso para los caros es complicado que puedan llegar a la parte alta.

En el vocablo quechua, esta calle lleva el nombre de Sikitakana que significa «golpearse el trasero», su suelo es adoquinado y resulta fácil caerse de allí.

Se dice que en la tercera casa vivió el mestizo bolivariano Agustín Ruelas quien vivió y apoyar a armar el pleito con el chistoso Ángulo (alias poro guitarra) llamado actualmente resbalosa.

Calle Suecia

Hoy en día se le conoce como Calle Suecia sin embargo, su nombre original es Calle Sucia, porque las vendedoras del mercado de la Plaza Mayor y los animales (acémilas y llamas), hacían un inmundo basural que era barrido en faena colectiva sólo en la víspera del Corpus Christi o Lunes Santo.

Es por esta razón que de “Calle Sucia” derivó al impropio y raro nombre “Calle Suecia”, quizá para ocultar su feo pasado.

Calle Purgatorio

Se cuenta que en la casa ubicada en la esquina de las calles Purgatorio y Huaynapata vivía una mujer vieja, tras su muerte empezaron los rumores que su alma penaba tanto que los vecinos oían golpear sus puertas a medianoche y escuchaban una voz extraña y dolorida que clamaba perdón y pues causaba miedo a los transeúntes.
Aprovechando este hecho, Colmenares hijo de la difunta se vestía con una túnica negra y un antifaz.

Imitaba una calavera y sujetando una olla con trapos enmantecados que ardían, salía después de las nueve de la noche con una caja en la que decía: “Una limosna para las almas del Purgatorio”. Tanto así era el miedo que sentían los transeúntes que ponían sus monedas en la caja.

Fue así como la gente empezó a denominar así a este angosto callejón.

Calle ceniza

Esta calle no tenía nombre hasta la terrible peste de 1719, que causó más de 90 muertes diarias solo en la ciudad del Cusco, sin que nadie pudiera precisar el nombre de la enfermedad (hoy sabemos que fue cólera)

Dice una tradición que una de las beatas que vivía en una de las casas de esta calle sugirió a los vecinos pedir a los sacristanes de los templos los restos de hostias pasadas quemadas, palmas de los domingos de ramos y aceite consagrado los jueves santos. Con esta mezcla dibujaron dos cruces en cada puerta para poder liberarse del contagio de la peste.

Calle tigre

Esta calle está en la unión de la calle Plateros y Calle Saphy, se dice que en esta calle vivía una pareja cuyo único hijo era un aprendiz de pintor, que estuvo al servicio del famoso Diego Quispe Tito, tuvo el mal gusto de pintar en la pared la figura de un gato montés, con el fin de asustar a los chicos transeúntes que llegaban a esta calle a hacer sus necesidades.

Desde entonces las personas lo familiarizaron al gato montés con un tigre es por esa razón que lo llamaron “Calle del Tigre”.

Calle Palacio

Esta calle debería su nombre a que las “Viejas Trotatemplos” de la época virreinal acostumbraban llamar “Palacio” a la casa contigua al Seminario de San Antonio Abad, en la que residían los obispos rectores del seminario.

Pero el nombre que los indios daban a la misma calle fue el de “Ñucchu-calle” porque en los días de “solemnidad religiosa” los seminaristas esperaban al Rector con un bonete rojo con borla que se parecía la flor del Ñucchu.

Calle Pampa del Castillo

Se dice que a solicitud de un obispo Fray Vicente de Valverde, el conquistador Francisco Pizarro hizo trasladar la horca plantada en la “Plaza Mayor” a esta pequeña plazuela. Aquí se alzaba la horca. El poste al cual amarraban a los sentenciados a la pena de azotes y también el tronco sobre el cual eran cortadas las cabezas de los condenados a la pena máxima.

Es así que de “Pampa del Castigo” lo tergiversaron a “Pampa del Castillo”, conocida así en la actualidad.

Calle del Marqués

La calle Marqués es una de las calles más concurridas que te lleva directo a la Plaza Mayor de Cusco, es usado por los locales y visitantes extranjeros.

Marqués en tiempos incaicos era la entrada principal a la Huacaypata inca o como ahora lo llamamos Plaza Mayor de Cusco.

Alrededor de ella se edificaron casonas, como la casa del Marqués de San Lorenzo de Valleumbrosos inmueble declarado Monumento de la Nación. Es por este que surge el nombre de la calle.

Cuesta del Almirante

Durante la época Inca, la Calle del Almirante perteneció al palacio construido para el Inca Huáscar y con la llegada de los españoles se utilizó el espacio para la construcción de en una casona colonial donde vivieron diferentes personajes como el virrey José de la Serna y el almirante Francisco Alderete Maldonado, por quién lleva el nombre.

Calle Cuesta de San Blas

La Cuesta de San Blas comienza en la calle Choque Chaqa y termina en la plazoleta de San Blas, es una subida empinada que atrae a los visitantes por el paso del camino de piedra, las casonas coloniales y la vista que tiene de la ciudad de Cusco.

La Cuesta de San Blas es una de las más atractivas, dentro de las calles más importantes de Cusco. En este sitio podrás visitar las diferentes galerías y talleres artesanales de productos textiles en ropa, bisutería y demás productos andinos.

Calle Cuesta de la Amargura

Se dice que algunos indios se encargaban de bajar las enormes rocas por este lugar desde lo alto hasta llegar a la base, todo este trabajo trajo graves daños e incluso para algunos fatales por esta razón los lugareños de ese entonces le habrían nombrado como «Mucchuicata» que en español significaría «Cuesta de la Amargura».

Desde la Plaza de Armas del Cusco debes ir en dirección a la calle Plateros, luego subir por la calle Tigre y de ahí seguir por la calle Tecsecocha que está situada a la parte alta y te llevara directamente a la calle Cuesta de la Amargura.

LAS 7 CALLES DEL CUSCO

El centro histórico de Cusco posee una variedad de calles. Cada una de ellas con una historia peculiar. De las cuales resaltan 7 calles con nombres que dejan volar nuestra imaginación. Asimismo, son muchos los números 7 desde el inicio de la historia.

Su uso viene desde la época inca y preinca; son 7 los sacramentos de la iglesia, 7 los pecados capitales, 7 las notas musicales, 7 las maravillas del mundo antiguo y las 7 maravillas del mundo moderno.

Es así que el número siete, tuvo su dominio en la designación de estas calles del Cusco:

Calle 7 culebras

La Calle Siete Culebras cuenta con muros de piedra que tienen tallada siete pares de culebras en alto relieve. Es una de las más reconocidas de la ciudad de Cusco, esta da paso hacia la Plaza de Armas, donde podrás disfrutar de todos los atractivos que ofrece.

Al ingresar a la calle, visualizarás un arco de piedra que decora el lugar, para después encontrar a detalle las catorce culebras que están grabadas en los muros, en esta parte notarás que la mitad de ellas tienen una mirada hacia la calle y las otras en dirección hacia la calle Nazarenas.

Calle 7 borreguitos

Es el nombre del desfiladero en cuesta en cuesta y no empedrado, por el cual baja el populacho a la lavar trapos y canastas desde el final de la calle pomaq – kurkun al riachuelo del choque – chaka, llevando tras si los borreguitos de crianza.

Es también conocido como «El callejón de los borreguitos», es muy famosa e instagrameable, la calle te lleva directamente a la Huaca de Sapantiana y al barrio San Cristóbal, actualmente esta es visitada por los turistas porque por ahí suelen bajar las señoras con traje tradicional junto a sus llamas o vicuñas par que los visitantes se puedan tomar unas fotos.

Pero, eso no es todo también la calle está adornada con algunas flores, lleno de colores, una calle obligada a la que debes de visitar y luego ir a Sapantiana.

Calle 7 Angelitos

La calle siete angelitos refleja las construcciones coloniales que con el tiempo tuvieron cambios ligeros y lo que te va a sorprender es ver dibujos en el tejado de las casas que hacen alusión a angelitos referentes a la iglesia.

Según cuentan los pobladores, este lugar se llama 7 angelitos porque al otro lado de esta vía hay otra calle que le llaman 7 diablitos y sucede que en esta en tiempos coloniales muchas parejas de enamorados se escapaban

En la siguiente calle vivía Blas de Bobadilla un creyente religioso quien manda a pintar la imagen de siete angelitos para que todo aquel que pase por hay de alguna u otra forma reflexione.

¿Cómo llegar?

Para llegar a esta calle famosa debes de dirigirte de hacia la calle Carmen Alto en el barrio de San Blas, está a solo 15 minutos de la Plaza Mayor de Cusco.

Calle 7 Diablitos

Otra de las calles del Cusco que llama la atencion por un nombre particularmente curioso, según cuentan los pobladores es que antes en la época colonial, tener una relación a la vista de todos era un poco difícil, es por ello que muchos jóvenes enamorados solían reunirse en esta callé.

Además, que esta calle no es tan visible es ahí donde los enamorados daban rienda suelta a sus deseos y sucede que las mujeres se embarazaban frecuentemente, por ello es que la calle paso a ser como una calle maldita, desde allí los pobladores le pusieron el nombre de calle siete diablitos.

¿Cómo llegar?

Para llegar a esta famosa calle desde la Plaza Mayor solo debes de tomar la cuesta del Almirante y la calle siete culebras, luego dirigirse a la Av. Choquechaka e ir hacia arriba por la calle Atoqsaykuchi hasta llegar a la calle 7 diablitos.

Calle 7 cuartones

Debe su nombre a 7 largueros, de piedra en forma de cuartones alineados de trecho en trecho sobre el río Saphy (Su recorrido cruza el centro histórico del Cusco y se encuentra mayormente entubado desde la época incaica).

Se encontraban junto al puente de cal y piedra que mandó construir Don Diego de Vargas y Carbajal al costado de la “Ventana de las Peticiones”.

Actualmente solo se aprecia un larguero de piedra sobre la calle. Al parecer, el paso del tiempo se encargó de desaparecer dichos adornos.

Calle 7  Ventanas

Antes de la destrucción del templo de San Agustín hubo tras él una casa de estudios de ese convento.

La cual tenía 4 ventanas grandes y 3 pequeñas haciendo una suma de 7 ventanas de lo cual ha quedado el nombre.

Actualmente se encuentra en contradicción con el número de ventanas de las casas, ya que se ha modificado ahora son casa modernas y actuales. Pero el nombre aún se conserva.

Calle 7 Mascarones

Es un silencioso callejón, ubicado entre Almudena y la parroquia de Santiago, cuentan la historia que allí vivió un fundador español apellidado Mascareñas y sus 6 hijos.

De ahí el nombre de los siete mascarones porque el papá más los hijos eran siete Mascareñas de la familia.

RECOMENDACIONES

  Llevar gorra, bloqueador solar, lentes de sol. Y en temporada de lluvias un poncho de agua ya que a veces tendremos presencia de lluvia.

  Llevar una mochila ligera con snacks como frutas, botella de agua, galletas, frutos secos, etc.

  No olvidar sus documentos personales y dinero extra para cualquier actividad que se presente.

  Y muy importante, si harás el recorrido por tu cuenta no olvides hacerlo en horas de la mañana, esto por temas de seguridad.

NUESTROS COMENTARIOS

Calles principales del Cusco
Calles principales del Cusco
Calles principales del Cusco
Calles principales del Cusco
Blog Relacionados

Blog Relacionados

Aquí puedes encontrar blogs de interes